Instituto de Enseñanza secundaria en Rubí

Español
1996
Dates: 
Proyecto 1993 - Finalización obras 1996
Superfície: 
5.973m²
Pressupost: 
2.459.493€
Promotor: 
Generalitat de Catalunya. Departament d'Ensenyament
Treball: 
Proyecto básico, ejecutivo y dirección obra
Direcció: 
C/ Lepant, Rubí
Arquitectes: 
Joan Arias - Martin Azkarate
Constructor: 
Vias y Construcciones, S.A.
Col·laboradors: 
Albert Malavia

Hay observaciones a la hora de ver el terreno, en los primeros momentos, que influyen de manera decisiva durante la realización del proyecto. El solar destinado a la construcción de un instituto en Rubí mostraba un gran vacío de edificación que dejaba ver muy lejos, de hecho hasta las montañas de Montserrat. Determinamos que una vez constuido el edificio, eso no se perdiese.
Había también la limitación de la superficie del solar para el programa necesario, por lo que se tenía que ocupar el mínimo de terreno para utilizar el resto para las pistas deportivas y otras actividades. Se proyectó pues un edificio compacto, situado en la parte sur del solar y dando frente a la plaza de nueva creación. La fuerte presencia de la plaza es apoyada por el edificio, pero evitando la axialidad que impone.
El acceso, desde la plaza, se hace por un lado, cerca de la c.Lepanto, por un gran porche que atraviesa el edificio y da paso al patio posterior, quedando la entrada principal como un balcón hacia las pistas y elevado respecto a la calle.
El centro se organiza en cuatro plantas, con acceso directo desde las dos inferiores, que se destinan a actividades más públicas: sala polivalente, gimnasio, vestuarios, comedor, administración y salas de profesores. Las dos plantas superiores se destinan exclusivamente a aulas y talleres.
La organización de las circulaciones se produce en forma de peine supeditada a los dos patios interiores que, además de iluminar y ventilar las piezas más alejadas de las fachadas, son un fuerte elemento configurador del interior del edificio. En la planta más baja del edificio se vuelve transparente de lado a lado.
Aspectos como el acabado de las fachadas, la piedra de Begur, utilizada de manera tan habitual en zócalos de edificaciones populares o la eliminación de las aristas, hacen que el edificio aparezca anclado en el lugar original, desvinculándose de las edificaciones cercanas de carácter muy diverso que lo rodean para relacionarse con un entorno más lejano.